miércoles, 18 de octubre de 2017

lunes, 16 de octubre de 2017

TRIBUNA Cómo aprovechar las aportaciones del nuevo Nobel de Economía. Fuente: El Mundo

El Premio Nobel de Economía ha correspondido este año al americano Richard Thaler por sus contribuciones a la economía conductual. Este mismo premio había sido ya concedido en 2002 a Daniel Kahneman y Vernon Smith por integrar el análisis psicológico a la teoría económica. La economía conductual (behavioral economics) está cambiando la forma de entender las relaciones económicas y la economía de mercado


Richard Thaler, Premio Nobel de Economía por sus estudios sobre economía conductual. EFE
¿En qué consiste esta teoría? Thaler y Sunstein lo explican con claridad y humor en las primeras páginas de su libro Nudge. Improving decisions about health, wealth and happiness (Penguin Books 2008), que podríamos traducir como Un empujoncito. Cómo mejorar las decisiones sobre salud, riqueza y felicidad. La ciencia económica tradicional basa sus teorías en la existencia del homo economicus, un ser que toma decisiones correctas siempre en su beneficio. En palabras de Thaler, si echas un vistazo a los libros de economía, aprenderás que el homo economicus tiene la inteligencia de Einstein, una capacidad de almacenamiento de memoria como la de la computadora Big Blue de IBM y la fuerza de voluntad de Gandhi. Pero las personas que conocemos no son así: tienen problemas para resolver divisiones largas sin la ayuda de una calculadora, olvidan en ocasiones la fecha de cumpleaños de su pareja y tienen resaca después de la fiesta de Nochevieja. No son homo economicus sino homo sapiens.
No tomamos siempre las decisiones correctas, aún teniendo suficiente información para hacerlo. El porcentaje de población obesa ha crecido enormemente en las últimas décadas a pesar de que sabemos las nefastas consecuencias que el sobrepeso tiene para la salud. Las investigaciones de Thaler, Kahneman y sus colegas nos pueden ayudar mucho en nuestra toma de decisiones, tanto en la esfera particular como en la empresarial y en la pública. Nos ayudan a comprender por qué dejamos para más tarde actividades que deberíamos acometer de manera inmediata, por qué nuestra empatía nos acerca más a un tipo de personas que a otras, la fuerza y la fragilidad del altruismo y la honestidad, los efectos positivos y negativos de los incentivos...
Como nos muestra Dan Ariely en su libro Predictably irrational (Harper Collins Pubisher 2008), no sólo cometemos errores de manera habitual a la hora de tomar decisiones, sino que cometemos siempre los mismos. El hecho de que nuestra irracionalidad sea predecible es un consuelo, pues si es predecible la podemos controlar y contrarrestar.
Son muchos los sesgos cognitivos (anclaje, disponibilidad, riesgo, propiedad...) que distorsionan nuestra interpretación de los hechos. La misma jugada en un partido de fútbol tiene interpretaciones distintas e incompatibles dependiendo de la afiliación deportiva del espectador. Y lo mismo sucede en muchas discusiones familiares o profesionales. Nuestras convicciones y nuestras expectativas dan forma a nuestra percepción de la realidad. La primera consecuencia de saber que nuestro cerebro nos engaña (que cuando percibimos la realidad la interpretamos y cuando recordamos reconstruimos lo recordado) ha de ser la de provocarnos la duda, principio del conocimiento. No se trata de un duda que lleve a la inacción, lo que sería aún peor, sino al replanteamiento de nuestros puntos de vista sobre nuestra estrategia, nuestros clientes, nuestros competidores, nuestra manera de gestionar a las personas que trabajan con nosotros.
La duda como principio de conocimiento y la identificación de los sesgos que influyen en nuestras decisiones son fundamentales a la hora de construir organizaciones innovadoras y adaptables, características ambas necesarias más que nunca en el actual entorno económico de cambio permanente y acelerado. Todo líder que quiera tener éxito hoy y en el futuro ha de ser capaz de dudar, de buscar la verdad detrás de las apariencias para tomar decisiones más correctas y ha de ser capaz de transmitir esta actitud a sus equipos. Las organizaciones, ya sean empresas, entidades públicas o instituciones educativas, han de proveer a sus directivos y mandos de las herramientas necesarias para tomar mejores decisiones
.

viernes, 13 de octubre de 2017

MATEMATIKA 4 D

POLINOMIOAK:

Sakatu kodigoan eta egin dagokion eragiketak

eragiketak polinomioekin
Opciones
20
identitate nabarmenak
Opciones
10
Identidades notables (llena los huecos)
Diapositivas
6
deskonposaketa
Álgebra
10
eragiketak(sinplifikatu)
Álgebra
10
eragiketak (x)
Álgebra
10
eragiketak(+eta-)
Álgebra
10
zenbakizko-balioa
Álgebra
10


miércoles, 11 de octubre de 2017